Sobre todo, original

Título: Pomelo y limón

Autora: Begoña Oro

Editorial: SM

pomelo_y_limon_g

 

Voy a comenzar por comentar lo que más me gustó de esta novela que ganó el Premio Gran Angular en 2011, el Premio Hache en 2012 (otorgado por un jurado de lujo: niños lectores de entre 12 y 14 años) e integró la Lista de Honor de los Premios CCEI que (según googleé) tiene bastante prestigio dentro del territorio español.

Me gustó lo que –en términos de Genette– sería el “epitexto” del libro: todo lo que no está anexado al texto y circula al aire libre en un espacio físico y social que es ilimitado. A ver: la protagonista, María Pinillas, tiene un blog y un perfil en facebook. La madre de su novio, que es una actriz súper famosa dentro de la ficción, tiene su propia página de fans. Así, dentro y fuera de la novela los personajes cobran vida y aun cuando esos espacios virtuales no llegan a resultar verosímiles en nuestro mundo efectivo (los comentarios del blog parecen guionados,  la foto de perfil de la niña es la de una adulta, la artista archiconocida tiene 49 seguidores) son una apuesta original y creativa.

Las notas al pie también invitan a hacer click: a wikipedia, a youtube, a alguna entrada del blog de la protagonista. No hice la experiencia de interrumpir la lectura, probablemente porque soy una inmigrante digital (busqué todas y cada una de las notas cuando terminé de leer el libro). Pero me imagino que los chicos irán visitando los enlaces, acorde a un modo de lectura muy de nuestros días, saltando del texto a la web y dejando la música de fondo y dispersándose (o concentrándose, está muy claro que el intelecto humano se va modificando con las tecnologías) según el gusto de cada consumidor.

Digamos que se nota en todo esto un esfuerzo por parte de la autora de acercarse a sus lectores. Es innegable que ha pensado en el destinatario (los nativos digitales) antes de sentarse a escribir. Y me gusta eso. Me gusta que un escritor tenga en cuenta a su auditorio, que intente la cercanía y un nuevo modo de contar. Y está actitud va con la autora y no solamente con el libro. Su página web (voy a usar una expresión de sus pagos que siempre me resultó simpática) mola un pegote.

El diseño de portada acompaña el espíritu de la novela. Se trabaja para que los personajes parezcan reales y el libro se presenta como una campaña publicitaria. ¿Y qué mejor campaña publicitaria que una revista cholula? No digo que la tapa me guste, pero la entiendo. Es parte del “paquete” que ofrece la lectura.

Del libro per se –y no de la parafernalia que se monta alrededor– me gustaron sobre todo tres cosas: en dónde se puso el enfoque (los niños “ricos y famosos”), algunas reflexiones interesantes (por ejemplo: “Un perfil es precisamente eso. Un lado. Y todo el mundo posa de su lado bueno. No verás a nadie de frente en facebook) y la referencia metatextual. Me gusta cómo el narrador explora la experiencia enunciativa: “decidir cuándo, cómo y a quien contar una historia es jugar a ser Dios”.

Y digo que me gusta el enfoque porque últimamente a la vez que se reivindican ciertas voces que durante años se silenciaron en la literatura (niños con padres presos, víctimas de una situación social o de un momento histórico o que padecen alguna discapacidad, entre otras) hay también como una tendencia a demonizar al niño que no sufre. Quiero decir: si no es pobre o no está enfermo o no tiene padres golpeadores o no ha sufrido ninguna pérdida irreparable que lo haya hecho crecer de golpe, como personaje ha perdido todo atractivo. O peor: se convierte en un estereotipo de niño mimado, pretencioso y superficial que sirve como antagonista, como si hubiera que castigarlo por ser feliz.

Pues bien, Begoña Oro ha elegido como personajes a la hija de una senadora y al hijo de una exitosa actriz. Dos niños que, a priori, nos resultan antipáticos. Porque con esos padres ¿qué se puede pedir? Y así somos de prejuiciosos. Por eso me encantó este enfoque, esta intención de hacer hincapié en que los niños, vengan de donde vengan, solo son niños. Y así como aquellos no tienen la culpa de haber nacido despojados, estos tampoco la tienen por tener padres ricos y un buen vivir.

Y ahora vienen las pegas. Porque ni la historia ni la construcción de los personajes me han parecido gran cosa. Quiero decir, están bien pero hasta ahí. El amor entre ellos no me convenció del todo, tal vez porque tampoco los vi bien definidos como personajes. Son adolescentes pero en algunas frases o actitudes los sentí muy infantiles. Incluso en su forma de relacionarse, algunos pasajes sin llegar a ser eróticos tienen una carga sexual innegable pero a veces parece que tontean, que no hay una verdadera atracción entre una y otro.

Los personajes secundarios tampoco tienen demasiado vuelo y hasta están estereotipados (el padre de Jorge con sus cartas cursis y eruditas me exasperó). Sí me gustó el personaje de Clara, la amiga de María (creo que, incluso, es mucho más sólido y creíble que los mismos protagonistas). Y también me gustó el trabajo de enunciación que se construye no solo a partir de diferentes voces sino también de variados soportes (mails, post, dibujos); y el manejo de la cronología que permite idas y vueltas y da lugar a la elipsis para mantener la intriga y la atención del lector. Esta superestructura que (como dije antes) incluso llega a trascender el libro, hace que la experiencia de lectura valga la pena aun cuando la trama ni los personajes sean gran cosa.

Creo que es un libro para leer a partir de los doce, no porque tenga un vocabulario ni una sintaxis demasiado ornamentada, pero el modo de enunciación es complejo y esto requiere cierto entrenamiento como lector.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: