Sueños mágicos

Título: Magia en Al-Muhadá

Autora: María Laura Dedé

Ilustradora: Mónica Weiss

Editorial: Comunicarte (Colección “Veinte escalones”)

tapa-magia-de-almuhadá

Magia de Al-Muhadá nos habla de la marginación y la injusticia social a través de una voz compleja: la de un niño que lleva la vida de un adulto pero no ha perdido la inocencia (es capaz de sorprenderse con un circo y de dejarse llevar por la ilusión). El texto está lleno de imágenes hermosas: una carpa que se arruga de tanto aplauso, días que parecen usados, el tiempo que se vacía con cada sorbo de sopa, el aire que puede pesar como un ladrillo, la noche que se traga las cosas.

Los capítulos breves in crescendo nos van metiendo en un clima cada vez más onírico. Por un lado, el mundo posible (tan cruel, tan evidente, tan dramático): un niño que deja el colegio para trabajar, un tío preso, un padre borracho y golpeador, una madre que ha quedado cesante a causa de un accidente laboral,  un jefe autoritario y abusivo, una prima de quince que es llevada con “los del bar”, un bebé que llora de hambre y no hay leche, una pandilla que puede moler a palos. Por el otro, lo irreal (una galera que vive, un lanzallamas que calienta la pava con tres soplidos, un niño que se vuelve loro), la ternura (un beso con chupetín, una risa rosa) y el humor que ayuda a soportar la vida y a escaparse de ella (los chistes de Juancho, que conforme avanza la novela se van multiplicando). Así, se hilvana un final donde la realidad y la fantasía se funden y confunden  (lo que nos regresa al hermoso epígrafe de Michael Ende y se cierra con la referencia implícita a Lewis Carroll) y los sueños pasan a ser el tema central. Por eso, la magia de Al-Muhadá (¿o será de la almohada?) rescata al protagonista. Por eso es posible para él reescribir su historia y reescribirse. El párrafo final nos lanza otra vez al capítulo dos. Porque en esta novela, como en el circo, el show nunca termina: siempre vuelve a empezar.

Aunque la editorial lo recomienda para niños mayores de 11, creo que a los 8 o 9 el libro se disfrutaría más. Las oraciones son breves, la sintaxis simple y el vocabulario perfectamente asequible para los chicos. Además, la voz narradora hace uso de muchas onomatopeyas y a veces adquiere un tono que para los más grandes, tal vez, podría llegar a sonar condescendiente. Ciertos estereotipos (la ignorancia del pobre no escolarizado que puede confundir una factura fiscal con un bollo de panadería, por ejemplo) podrían asimismo alejar al público pre-adolescente.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marisa Pérez Alonso
    Ene 15, 2015 @ 13:39:26

    Creo que Mala lij viene a cumplir un papel que nadie había cumplido: el de decir que hay muchos libros muy pobres y muchos autores oportunistas en la Lij. Pero es verdad que son injustos al escudarse en el anonimato para decirlo. Me gusta la opinión desprejuiciada y atenta que tienen sobre algunos textos, pero sería difícil (muy difícil) hacerlo a cada descubierta. Y no estoy de acuerdo con las predicciones o premoniciones críticas, buena o mala, que hacen los comentaristas o críticos literarios. Parece que por ahí se les ve la enagua y muestran un poquito de resentimiento por los creadores o autores de ficción que al crear también se ponen en manos del otro.
    Deseo que muchos autores para niños escriban y que existan múltiples opciones para los lectores que disfrutamos de la Lij, pero me frustran algunas decisiones editoriales de publicar textos de bajísima o nula calidad literaria.
    Por otro lado, tengo claro a quién escuchar o seguir en materia de recomendaciones (es una de las razones para seguir tu blog), porque cada vez que leí alguno de los libros que recomendaste, me sentí identificada con tus argumentos y tu sensibilidad.
    Saludos, Sol y seguí escribiendo sobre los textos que valen la pena descubrir!!!
    Marisa Pérez Alonso

    Responder

  2. solsilvestre
    Ene 15, 2015 @ 14:20:21

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: