Miedo en versión express

Título: Leyendas urbanas III (nuevos relatos de miedo)

Autora: Laura M. Bonavita

Ilustrador: Walter Carzón

Editorial: B de Blok

leyendas urbanas

Que haya libros para todos los gustos es algo que siempre voy a celebrar. No me parece una tragedia que las librerías estén atestadas de material, aun cuando (obviamente) no todo lo que está circulando es de mi agrado. Por suerte tengo muy en claro que yo soy UNA lectora entre millones y es probable que lo que no me gustó a mí, despierte la fascinación de otros. Claros ejemplos son Indias blancas de Bonelli y Crepúsculo de Meyer: a mí no me movieron un pelo pero los números de venta hablan por sí solos.

Al igual que en esos casos, intentaré contarles para quién fue escrito este libro, aun cuando yo estoy lejos de ser su “lectora ideal”. Porque este libro es una buena opción para quien aprecie las tramas espeluznantes con finales sangrientos e infelices. Para quien disfruta de la historia per se y no ande preocupándose por el modo en que esté contada. Para quien prefiera los escenarios modernos, la urbanización, la tecnología y todo aquello que ayuda a identificar el mundo narrado con el contexto actual.

No tiene  un estilo cuidado: las palabras en este libro no te tocan. Quiero decir, no están elegidas cuidadosamente ni combinadas de ninguna manera especial para provocarte miedo ni horror ni emoción ni pena ni empatía ni intriga ni sorpresa ni nada.  Lo que importa, cómo dije más arriba, es la historia.

Por eso mismo, los hilos sueltos y las fisuras que se observan en la trama de algunos cuentos no molestarán al lector que logre enfocarse en la atmósfera del horror. Hay muchos elementos inverosímiles, acciones que resultan forzadas, detalles que se mencionan y después se olvidan. Sin embargo, está tan claro que todo el esfuerzo está puesto en los finales escalofriantes que todo lo demás se vuelve innecesario y accesorio.

No digo que no importe (a mí como lectora sí me importa) sino que habrá lectores menos “quisquillosos” que yo. Estoy segura de que la colección se vendió genial (por lo menos, existe Leyendas urbanas I y  Leyendas urbanas II con la misma dupla de autora/ilustrador,  lo que es un buen indicio de que el proyecto funciona). Y es probable que por esto mismo, por el hecho de que la colección se vendiera tan bien, se hayan resignado algunas cuestiones de estilo con tal de que el libro saliera más rápido a la venta. Y aquí no disculpo a la editorial: hay cosas que importan más que la urgencia. En uno de los cuentos, por ejemplo, uno de los personajes que se llamaba Patricia cambia su nombre a Alicia y este tipo de erratas me hace pensar que el libro no pasó por un proceso de edición.

Y creo que esa es sobre todo la sensación que me queda: que lo que leí es una primera versión (y por eso, tal vez, los hilos sueltos); una suerte de borrador que promete un montón de adrenalina. Las ilustraciones de Carzón son muy buenas, pero la técnica (trazo a lápiz, tipo boceto) me hace pensar otra vez en la urgencia. Y aunque yo como lectora prefiero entregarme a una trama que no me lleve corriendo, que me permita ir paladeando las palabras, empaparme con el entorno, conocer de a poco y muy bien a los personajes; entiendo que tal vez haya un perfil de lector (ultra)moderno –acostumbrado a la mecánica del chat y el sms– que se siente cómodo y feliz con un libro así.  Y celebro eso. Porque como dije al iniciar esta reseña, es maravilloso que haya libros para todos los gustos y lectores.

Para mayores de 12, porque algunas historias son de verdad escalofriantes.  Y algo más: según nos advierte la autora en el prólogo, aunque el título hable de leyendas urbanas lo que el libro reúne son cuentos de terror (ficciones): “algunos de los cuentos surgieron de mi imaginación, inspirados por muchos de esos sucesos.” 

Anuncios

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Andrea
    Feb 17, 2014 @ 18:22:42

    Hola Sol, aprecio mucho tus reseñas literarias, son impecables (para mi gusto) en redacción, tono y crítica.
    Me encantaría saber tu opinión de lectora avezada y autora, sobre el libro “Bajo una misma estrella” de John Green. Me gustaría incorporarlo como una de las lecturas de alumnos de 14-15 años, pero no estoy segura por tratarse de una traducción y por encarar temas (la muerte) que quizás sean muy ajenos, o muy profundos para chicos que comienzan su adolescencia. Además de que los colegas desvalorizan la incorporación de best-sellers a los contenidos escolares, aunque, en mi opinión, cualquier madera flotante que te haga navegar es válida; por lo tanto, no me interesa cuál puerta los llevara al universo de la lectura, sino que “entren”.
    Muchas gracias, Sol.

    Responder

  2. Andrea
    Feb 18, 2014 @ 13:29:36

    Gracias, Sol, me encantó la reseña que me recomendaste. Y sí, se disiparon las dudas. Me había olvidado del principal ingrediente de la lectura: pasión. Al finalizar el año, te enviaré los resultados de la experiencia con los chicos.
    Gracias, otra vez.

    Responder

  3. solsilvestre
    Feb 18, 2014 @ 13:35:37

    😉

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: