Una lectura llena de imágenes

Título: La colgada

Autora: María Gabriela Belziti

Ilustradora: Carla Grossi

Editorial: Elevé

thumb_libro_319_0.83840400_1333477938 (1)

¿Qué le pasa a una nena cuando su madre decide volver a trabajar? ¿Cuando su hermano, con el que antes jugaba, se pone inesperadamente de novio (y encima con una “Carolina de Porquería” que le hace preguntas en chiquito)? ¿Cuando toda la familia está enojada con ella por algo que, es cierto, no debería haber hecho pero que en el fondo tiene una razón de ser? Porque es así: la protagonista de esta historia  siente que su familia la “colgó”.  Y ella se siente así, colgada. Y por eso la bronca, el orgullo y la travesura. Y por eso la historia.

Porque esa metáfora (la de estar “colgada”), en este libro, se vuelve literal.  A mitad de la noche, la nena va a la cocina donde hay un pequeño agujero en el techo. Mete el dedo y no lo puede sacar. Y después, el otro (de la otra mano). Enseguida, la cabeza. Y así, de pronto, se queda colgada. De verdad.

En este punto de la narración. una serie de imágenes se empezaron a proyectar en mi cabeza. Mientras iba leyendo, las imágenes pasaban como diapositivas, una a una. Y casi todas me llevaban al mismo terreno: los talleres de escritura. La primera, una consigna lindísima que, creo recordar, es de Maite (o por lo menos yo la conocí por ella): tomar una metáfora y literalizarla. La segunda, el Cielo de Claraboyas de Silvina Ocampo: la mirada impedida que exige a la protagonista agudizar sus otros sentidos. Y al escritor, extrañarse frente a lo que está intentando describir. Llenarse de sinécdoques: Pantuflas, uñas que huelen feo, ojos color café; y una vez más, no funcionando como símiles sino ¡literales!

Así de a poco la historia que nos cuenta Belziti se irá volviendo más y más bizarra: serpientes como cordones (y atención: no cordones como serpientes), flores que sacan la lengua, zapatos con punta de taladro, pequeños hombrecitos que viven en las alacenas (y aquí la imagen me llegó directo de mi infancia: la voz de mi abuela diciendo seguro fueron los duendes, cuando algo en su alacena había cambiado de lugar).

Y el último flash mental lo recibí de mis Quijotines ¡Cuántas veces me mencionaron la película Coraline! El mundo alternativo y tenebroso (y otra vez: bizarro) que nos hace volver la vista sobre aquel otro mundo (el verdadero) que antes despreciábamos. Si uno lo piensa bien, es mejor estar colgada que convertirse en una niña envuelta. Antes de que te coman, es mejor que te ignoren. Con más razón, si enseguida vas a comprobar que tu hermano (con su Carolina de Porquería y todo) todavía sabe revolverte el flequillo y que tu mamá (a pesar de que te gustaba más la de antes, la que no trabajaba) te va a llevar de campamento. Si ,encima, tu solitaria aventura te llenó el bolsillo de pequeños hombrecitos que estarán siempre ahí para hacerte cosquillas, ya no te quedarán dudas:  ser la colgada de la familia no tiene que ser tan dramático. 

Para niños mayores de 9. Ah, me olvidaba: este libro ganó el 2do Premio en el Concurso de Elevé 2011. 

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marisa Pérez Alonso
    Jun 21, 2013 @ 21:05:19

    Hola Sol.
    Cuando leí “La colgada” por primera vez, no recordé nada después de la lectura. Me fui hasta el final como por un tobogán y me olvidé a la adulta en algún lugar de las páginas. Fui toda ingenuidad y me encantó. Luego volví a leerla y pensé que a mis “escuchadores” pequeñitos les gustaría, y así fue. Cuando la empecé a leer…¡No te cuento el entusiasmo en sus caritas! Desde ese momento hacemos un chiste interno cuando alguien habla con más diminutivos que los que acepta la Real Academia de Buenas Costumbres… ¡Carolina de P. ya llegó! Ja,ja,ja
    Bueno, me voy a buscar el cuento de Silvina Ocampo para leerlo. Cariños!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: