Cuentos en verso para niños perversos

Título: Cuentos en verso para niños perversos

Autor: Roald Dahl

Ilustrador: Quentin Blake

Editorial: Alfaguara

La primera vez que vi este libro, pensé: “¡oh, no!”. Es que hace unos años tuve la genial idea de escribir un poemario para chicos inspirado en los cuentos tradicionales. Y creí que era una idea novedosísima. Única. Inédita.

Tuve, debo reconocer, un sentimiento encontrado con este libro de Roald Dahl: me pareció genial, por un lado, y me tiró un sueño por la borda, por el otro. Lo quise y con la misma inmediatez, lo odié. Pero solo un ratito, porque una vez que me sacudí la envidia, me dispuse a disfrutarlo…Y evidentemente SOY perversa. Me encantó que Cenicienta se casara con un tipo que fabrica mermeladas. Que la madre de Juan no se bañara y el gigante morador de la habichuela de un zampazo la tragara. Que la dulce Blancanieves se enviciara y a la yegua Refifí todo apostara. Que Ricitos de oro terminara ¡ay, la pobre infeliz! incriminada. Que, cruel, Caperucita se paseara con tapado de lobo como nada. Y que encima después la descarada al ingenuo cerdito desollara ¡Ay, les juro, que cerrado el libro estaba, y seguía yo riendo a carcajadas!

Son, en fin, los Cuentos en Verso para niños perversos dignos hijos de mi muy querido y admirado Roald Dahl.   Para niños no impresionables a partir de 8. Y si no, que esperen hasta los 10.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: